06:18 h. Domingo, 24 de Junio de 2018

enlaTELE.es

LA ACTRIZ ANDALUZA, UNO DE LOS GRANDES ACIERTOS DEL CASTING

'Allí abajo', una comedia pura engrandecida por María León

FRAN POMARES  |  08 de Abril de 2015 (00:26 h.)
Más acciones:

Antena 3, Neox y Nova estrenaron este martes por la noche su nueva apuesta para la ficción cómica, la serie 'Allí abajo', producida por Plano a Plano y que ya fue presentada con gran éxito en el pasado FesTVal de Murcia.

La serie ha levantado críticas encendidas a través de Twitter durante su emisión, fundamentalmente por la imagen que proyecta de vascos y andaluces. Pero no hay que olvidar que se trata de una comedia, una comedia costumbrista, que tira de tópicos -sí-, pero que en lo esencial huye de los lugares comunes. Vascos y andaluces no debe sentirse ofendidos, del mismo modo que la Conferencia Episcopal no podría hacerlo con 'Aquí paz y después gloria', o la Policía Nacional por 'El Príncipe'.

Salvada la polémica, 'Allí abajo' es un formidable producto televisivo creado para la evasión y para la risa. Y ese objetivo está cumplido, al menos en el piloto visto este martes en televisión.

Las interpretaciones de los actores son notables, destacando a lo bestia una -de nuevo- inconmensurable María León, que se maneja con soltura en le registro cómico, pero también en las escenas más dramáticas. Es una actriz capaz de combinar los dos registros  con un parpardeo de separación entre ambos.

Jon Plazaola, por su parte, construye un buen personaje, sin estridencias, sin exageraciones... algo que queda para una cuadrilla vasca que, lo cierto, es que resulta un poco cansina.

Una mención especial merece la actriz Mari Paz Sayago, que da vida a una maravillosa y entrañable recepcionista, con algunos de los puntos más divertidos de la serie. Este personaje va a darnos muchos momentos de risas, a buen seguro.

Y una duda más que razonable: ¿El acento andaluz de Mariano Peña responde a un error en la dirección de actores o a una trama que se descubrirá más adelante? Si es lo segundo, puede pasar; si es lo primero, se trataría de uno de los grandes fallos de  'Allí abajo'.

Desde el punto de vista de la realización, la cámara al hombro y la grabación en decorados naturales dan a la serie un look novedoso para una comedia española, algo que se agradece.

A la espera de ver cómo avanza la trama principal y qué tramas paralelas se crean para atrapar 'Allí abajo' a los espectadores, la serie merece un aprobado más que alto.