19:13 h. Domingo, 18 de agosto de 2019
'TU CARA ME SUENA' SACÓ CASI SEIS PUNTOS Y 1,2 MILLONES DE ESPECTADORES DE VENTAJA A 'SÁLVAME DELUXE'

'Tu cara me suena', el espectáculo familiar total, baja los humos a un deprimido 'Sálvame Deluxe'

FRAN POMARES  |  19 de septiembre de 2015 (13:16 h.)
Más acciones:

Terremoto en los audímetros. 'Sálvame Deluxe' no es imbatible. Y vino a demostrarlo Manel Fuentes y la troupe de divertidos caricatos que desfilaron por el escenario de la cuarta edición de 'Tu cara me suena', que Antena 3 estrenó este viernes en insolente competencia con el intratable 'Sálvame Deluxe'.

Y la insolencia de enfrentarse a los intratables tuvo su recompensa. 'Tu cara me suena' dio un golpe sobre la mesa y lideró de largo las audiencias deL viernes noche, un espacio reservado al universo 'Sálvame' en su versión palabrotera.

'Tu cara me suena' anotó un formidable 21,9% de cuota de pantalla, que se tradujo en 3.142.000. Por su parte, el 'Deluxe' alcanzó un 16% y 1.879.000 espectadores, una cifra más llamativa si se tiene en cuenta que el programa de La Fábrica de la Tele acaba en torno a las dos de la madrugada.

Frente al desguace endogámico que ofreció el 'Deluxe', con un pelotón de fusilamiento acribillando a una de sus compañeras, Lidya Lozano, Antena 3 ofreció la alternativa de televisión familiar total: un espectáculo musical, cargado de humor y de sentido que muestra a personajes populares en unos territorios poco comunes.

Antena 3 acertó de pleno con el casting de 'Tu cara me suena', que ha primado al artista sin complejos que muchos artistas llevan dentro -Falete, Adrián Rodríguez, Ruth Lorenzo, Ana Morgade- sobres nombres que podrían haber resultado mucho más atractivos a priori. Y ha funcionado.

El resultado es que 'Tu cara me suena 4' es mucho más potente aún que sus ediciones anteriores.

Por su parte, el universo 'Sálvame' languidece en un río de historias mil veces contadas y revendidas una y otra vez como nuevas; una sucesión de cromos que pierden color y que tratan de recuperarlo a golpe de malvender sus miserias por un cacho de pan o un dienero con el que pagar deudas generadas en unas vidas de mentira.

¿Habrá cambiado por fin el ciclo o será un espejismo? La semana que viene, el audímetro volverá a dictar sentencia.