07:41 h. Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

enlaTELE.es

LA SERIE CAE CON FRECUENCIA EN TÓPICOS... PERO COMO TODAS LAS FAMILIAS

'Algo que celebrar': la sencillez de lo obvio

FRAN POMARES  |  08 de Enero de 2015 (19:01 h.)
Más acciones:

celebrar
celebrar

Antena 3 reservó el prime time del miércoles para su nueva apuesta de ficción, la serie 'Algo que celebrar' que entró en los hogares de los televidentes con la intención de pasar a formar parte de la familia.

'Algo que celebrar' tiene aciertos y fallos, pero es tan natural  que se la quiere... como a la familia, a la que se adora por sus defectos y se admira por sus virtudes.

La ficción no está pensada para la carcajada, sino -más bien- para la sonrisa; y lo hace colocando un espejo en el que, en mayor o menor medida, todos nos podemos ver un poquito reflejados.

¿En qué familia más o menos grande no hay un cuñado tocapelotas con la camarita de vídeo? ¿En qué boda familiar no hay dagas entre cuñadas? ¿Que familia no discute? ¿Qué familia no ríe?

El primer capítulo de 'Algo que celebrar' resultó amable, simpático. Y la clave está quizá en la falta de pretensiones, en la naturalidad interpretativa... rota -eso sí- por un cargante  Carlos Chamorro, al que alguien debería explicarle que ese registro no funciona ya ni en la revista.

Otra cuestión es la de la pasta: ¿Es el bajo presupuesto un handicap para 'Algo que celebrar'? Sinceramente, creo que un presupuesto mucho mayor no implica en este caso necesariamente mayor brillantez. Porque esta serie busca ser lo que es, sin más.

Una de las dudas que me deja el formato es si tiene mucho más recorrido el tema de las reuniones familiares. Duro trabajo tienen los guionistas para inventar situaciones que sorprenden semana a semana, porque una de las debilidades de 'Algo que celebrar' es una cierta tendencia -muy acentuada en algunos casos- al recurso manido: el corchazo de la botella de cava en el ojo, el final en la piscina, la solterona empedernida...

Con todo, es fácil que los espectadores se animen -al menos por una cuantas semanas- a ampliar la familia... aunque sólo sea durante 70 minutos.